Montecarlo, el circuito

Si hay un trazado que identifica la Fórmula 1 ese es el urbano de Montecarlo, la propia esencia del mundial, que representa la leyenda y el romanticismo, pero también el glamour y la apariencia. Ningún otro acumula tantos nombres propios reconocibles por los aficionados como este: Loews, Rascasse, Santa Devota, Mirabeau, Tabac, el casino, Anthony Noghes… Y, junto a Spa, mi circuito favorito (como no podía ser de otra forma). Completamente diferente al resto, se trata de un anacronismo que nadie está dispuesto a eliminar. Cada uno de sus curvas, sus baches, sus guardarraíles, tienen más historia que muchos otros trazados actuales.

Circuito de Montecarlo (Pincha para ver mejor)

Diagrama del circuito de Montecarlo

Son 78 vueltas a un circuito de 3.34 km (en total 260.52 km, muchos menos del mínimo que se exige en el resto) que lleva albergando el Gran Premio de Mónaco del mundial ininterrumpidamente desde 1955 y sin apenas modificaciones. Solo en él se puede pasar en pocos segundos de una curva que se hace a 50 km/h (Loews), a un túnel a 290 km/h y una frenada en la piscina con 3.6 G. Quizás se trata de la pista en la que más influye el piloto frente al monoplaza.

Entre los datos más llamativos destaca el número total de operaciones que cada piloto tiene que hacer durante la carrera. 130 cambios significativos en la dirección del volante, 55 cambios de marcha y cerca de una veintena de operaciones con el DRS, KERS y otros ajustes. Eso otorga al piloto una carga total de más de 200 operaciones diferentes por vuelta, y todo ello sin tener en cuenta los pedales. Todo un reto para los pilotos, aunque no son los únicos que se ponen a prueba en esta carrera, pues se trata de un colosal reto logístico, técnico y humano para todos los integrantes de las escuderías.

Curva del Casino

La curva del Casino

Una de sus peculiaridades es que los entrenamientos no se realizan el viernes sino el jueves, y eso es así porque generalmente el viernes es festivo en Mónaco ya que se hace corresponder el Gran Premio con la fiesta de la Ascensión (aunque este año no sea así), y a partir de ahí se distribuyen las fechas de todo el mundial.

Yo recuerdo especialmente el de 1996 que ganó Olivier Panis (su única victoria), con un Ligier-Mugen-Honda, bajo una lluvia torrencial y en el que solo pudieron terminar cuatro pilotos. Claro que en 10 años, entre 1984 y 1993, el GP de Mónaco solo fue ganado por 2 pilotos: Prost (4) y Senna (6). Una de aquellas carreras, ya mítica, fue la que se disputaron esos dos genios en 1984. Os recomiendo vivamente que leáis estos enlaces sobre aquella carrera.

Un análisis más técnico del circuito, en el siguiente post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s