Gran Premio de Bélgica 1998

Uno de los Grandes Premios más accidentados de la historia se desarrolló bajo unas condiciones atmosféricas infernales. Fue el Gran Premio de Bélgica de 1998, por supuesto en Spa-Francorchamps. La lluvia mermó tanto la visibilidad que hizo que Coulthard perdiera el control en la bajada de Eau-Rouge nada más iniciarse la carrera y provocó un accidente en que se vieron envueltos 13 monoplazas y que obligó a suspender temporalmente la carrera.

Tras la reanudación (con la mayoría de los coches) siguieron los incidentes. Hakkinen, líder del mundial y pole, hizo un trompo, chocó con Herbert y tuvo que retirarse. Coulthard sufría otro accidente con Wurz aunque continuó en pista hasta que Schumacher, que iba a doblarlo, se lo llevó por delante porque, aunque frenó para dejarse pasar no abandonó la trazada.

Al llegar al box con el monoplaza destrozado, Schumacher fue directo hacia el garaje de McLaren con intenciones de tener algo más que palabras con Coulthard y tuvo que ser sujetado por los miembros de su equipo (por allí andaba Domenicali).

Os dejo un video con el resumen de aquella carrera (en italiano, pero se entiende perfectamente):

La carrera fue ganada finalmente por Damon Hill, la que sería finalmente su última victoria y también el primer triunfo y doblete del equipo Jordan (Ralf Schumacher fue segundo). Como curiosidad, fue la única victoria de un coche con combustible Repsol.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s