El otro campeón del mundo

Era casi una formalidad, pero la lucha que no ha podido plantar ningún piloto a Vettel, si la presentó McLaren para el título de constructores, y no ha sido hasta el Gran Premio de Corea que se ha hecho oficial que Red Bull Racing es el mejor equipo de la temporada.

f1-2011-16-corea-redbull-plantilla

Lógicamente, buena parte de ese título se debe al último gran genio de la ingeniería que sobrevive en la Fórmula 1, el mago de la aerodinámica que aun usa los métodos clásicos de diseño, Adrian Newey, siempre buscando ir un paso más adelante. Con este, son ya ocho los mundiales que acumula en tres equipos diferentes, siempre destacados por su diseño: Mansell, Prost, Hill y Villeneuve en Williams-Renault, Hakkinen (2) en McLaren y Vettel (2) en Red Bull-Renault. En sólo cuatro años, junto con el dinero de Dietrich Mateschitz (dueño de Red Bull) y el talento de un joven piloto alemán ha llevado a la antigua escudería Jaguar al bicampeonato. Aunque por supuesto, no es solamente mérito suyo ni de una genialidad concreta como fue el doble difusor que llevó a Brawn GP a arrasar en 2009.

110168807KR175_F1_Grand_Pri

A lo largo de la temporada se han buscado las causas y supuestas ilegalidades que justificaran la aplastante  superioridad de los RBR. Primero fue el alerón delantero flexible, luego el rake del monoplaza (el grado de inclinación o cuña), los mapas motor extremos para clasificación, el soplado de los escapes y el vergonzoso episodio en Silverstone, el camber (inclinación de las ruedas respecto a su eje), hasta llegar al cambio de marchas mucho más corto. Sería ingenuo pensar que el éxito del Red Bull se esconde detrás de un solo detalle. Junto a la aerodinámica y un piloto capaz de extraer lo mejor del coche, el motor Renault también juega un papel muy importante. El motorista francés pudo introducir (a pesar de la congelación impuesta por la FIA) cambios destinados a un sistema de soplado que se aprovechó para canalizar los gases hacia el difusor, proporcionando mayor agarre y carga aerodinámica, y la vez funcionando como mecanismo de refrigeración tan eficaz que permite reducir los radiadores y mejorar las líneas aerodinámicas.

f1-2011-16-corea-redbull-pasarela

El punto más criticado del equipo es sin duda la gestión de sus pilotos y las órdenes de equipo. La temporada pasada apostaron claramente por el piloto de casa, el que había crecido bajo la tutela de su programa de pilotos (a pesar de su supuesta ecuanimidad de cara a la galería) y les salió bien (aunque por los pelos). En esta temporada, los problemas de Webber hicieron que las posiciones quedaran claras desde el inicio y las órdenes de equipo (ya legales) se entienden como bastante razonables por casi todos. Sin embargo, Webber se ha asentado como un gran segundo piloto para el equipo, sumando con regularidad los puntos necesarios para el título de constructores, y aportando experiencia, como demuestra el hecho de que haya renovado una temporada más por el equipo.

f1-2011-16-corea-redbull-campeon

Una de las anécdotas más divertidas sobre Newey y su obsesión data de la primera época en Red Bull. En una de las reuniones técnicas, David Coulthard se quejó de las vibraciones de los retrovisores y pidió cambiar su ubicación. La respuesta del ingeniero fue tajante: “Señor Coulthard, en este equipo es más fácil cambiar al piloto que la posición de los espejos”.

Ahora se encuentran ante un nuevo desfafío. ¿Serán capaces Newey y red Bull de mantenerse en lo más alto también la próxima temporada o no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s