Una vuelta al Valencia Street Circuit

Trazado Valencia Street Circuit

 La recta de meta en realidad se prolonga más allá de la primera curva, pues se trata de una rápida curva a derechas que se hace a fondo y que no supone ningún problema en la salida. Esos posibles problemas llegan en la curva 2 donde se estrecha la pista. Se trata de una curva a derechas con escapatoria y piano bajo a la que se llega tras una fuerta frenada, muy cerrada y lenta con subviraje a su entrada y poco grip en su salida que enlaza con otra más abierta a izquierdas también de baja velocidad cuya salida está muy cerca del muro. En ambas la tracción es fundamental y es fácil trompear. Se acelera hasta llegar a un nuevo par de enlazadas (T4-T5), estas de velocidad media con pianos llanos. La curva 5 se toma cogiendo todo el piano interior para salir por el exterior (con el muro de nuevo muy cerca). Se sale subiendo marchas para afrontar las curvas 6 y 7, dos curvones que no representan ninguna dificultad y se hacen a fondo.

El segundo sector es el más lento del trazado y sufre de poco grip. Tras alcanzar los 300km/h en el tramo de la Malvarrosa llegamos al primer punto crítico, la curva 8, una fortísima frenada con mucho subviraje para que se pasa a 90km/h. Tras ella, la entrada al puente (T9), también lento y un tramo muy resbaladizo. A la salida del puente se encuentran una curva cerrada, nuevamente muy lenta y con poco grip, próxima a la valla en el vértice. Es fundamental traccionar bien en este punto para poder encarar bien la larga recta. Se van subiendo marchas mientras se pasa por la T11, otro curvón que se hace a fondo y que no representa ningún problema, hasta alcanzar la punta de velocidad del circuito (unos 315 km/h) al final de la recta. Al llegar a la curva 12 hay una frenada brutal reduciendo hasta los 75km/h para tomar esta curva a derechas de 90 grados con pianos bajos de la que hay que salir bien para poder abordar una nueva enlazada (T13-T14) de izquierda-derecha. Hay que salir sobre el piano exterior con buena tracción para ir aumentando marchas a lo largo de dos nuevos curvones a izquierdas que se hacen a fondo sin dificultad hasta llegar a los 309 km/h.

El último sector presenta la zona más atractiva para los pilotos, donde se encuentran las curvas de alta velocidad. Tras superar los 300 km/h, se frena fuerte hasta 75 km/h para afrontar la curva Grao (T17), muy cerrada, trata de emular la horquilla del circuito Gilles Villeneuve, y donde la pericia del piloto es fundamental. A la salida, cuidando la tracción, se deben colocar a la derecha para abordar la curva 18, y pegandose al muro subir marchas para tomar la T19 y T20, dos curvas a derechas muy rápidas que se hacen como una sola aprovechando los pianos. En la parte final se encadenan una serie de curvas rápidas que se hacen a fondo (desde la T21 a la T24). Lo mejor de un circuito que termina con la curva Boluda (T25), una frenada muy fuerte y con carga lateral (hasta los 160 km/h) para trazar correctamente esta curva cerradísima que coloca a los pilotos en la línea de meta.

La cámara onboard para ilustrar esta vuelta corresponde a la que otorgó a Sebastian Vettel la pole en el Gran Premio de Europa de 2011 a bordo de su RB7.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s