Apuntes GP Singapur 2012

Mientras se confirma un terremoto en toda regla en la parrilla de la próxima temporada, yo intentaré por tercera vez, si los dioses de la cibernética me lo permiten, terminar este post del ya lejano Gran Premio de Singapur, una carrera que no dio mucho juego a pesar de alcanzar el límite de tiempo permitido (como era de esperar), que resultó más entretenida en la pantalla del Live Timing que en la pantalla de televisión y en la que volvieron a ser determinantes los neumáticos.

Salida GP Singapur 2012

Desde el viernes quedó claro que habría un duelo entre McLaren y Red Bull o, para ser más precisos, entre Hamilton y Vettel, y que tanto Ferrari como Lotus no se ajustaban a este trazado. A pesar de que el alemán estuvo delante en todas las sesiones de entrenamiento, en la clasificación Hamilton se mostró intratable, marcando un vueltón estratosférico, demostrando que el McLaren está un paso por encima de todos los demás monoplazas. En carrera ocurrió lo mismo, y pronto consiguió una diferencia importante hasta que su caja de cambios dijo basta. Un nuevo fallo para los de Woking, que entre  problemas de fiabilidad (unos cuantos), errores del equipo (la mayoría) y del piloto (los menos), ve como se aleja de nuevo un mundial que debería haber tener su nombre grabado.

Tras el abandono del inglés, Vettel no tuvo mayores problemas para conseguir una nueva victoria. Tan sólo tras la aparición del Safety Car y el consiguiente reagrupamiento, Button le presentó batalla durante unas pocas vueltas, pero no pudo hacer nada contra el alemán que se convierte de nuevo en el principal rival de Alonso en el mundial. El mismo que hace apenas quince días era descartado por algunos de los habituales vendehumos cuando se encontraba a sólo dos puntos de Hamilton.

Retirada de Hamilton

Si en Monza o Valencia se vio a un Alonso muy agresivo, en el trazado de Marina Bay se mostró bastante conservador, sabedor de que el F2012 no estaba a la altura de sus rivales. Se rehízo rápidamente de una mala salida y se mantuvo a la espera, con la caña de pescar puesta viendo como Hamilton y Maldonado (con el que tuvo una interesante lucha unas vueltas) tenían que abandonar por problemas técnicos, hasta alcanzar el tercer puesto. Si en algo es especialista Alonso es en sacar el mayor partido a cada situación minimizando riesgos, y este año, esa habilidad, y un poco de suerte también, probablemente le va a dar el campeonato.

Se ha destacado la carrera de Massa, que tras un toque en la salida pasó de la última posición a la octava, con un espectacular adelantamiento a Bruno Senna incluido, pero para mi no lo fue tanto. Favorecido por el inusual número de abandonos, los dos coches de seguridad y una estrategia diferente tras el obligado cambio de neumáticos en el inicio. Parece que quieren cargarse de razones los que apuestan por la renovación del brasileño (ya casi un hecho) con estas dos últimas carreras, olvidando que en Italia el Ferrari iba como un tiro y a pesar de ello acabó perdiendo dos posiciones respecto a la salida, que en Singapur no fue capaz de clasificarse para la Q3 y por encima de todo el desastroso mundial que ha ido completando durante este año.

Victoria de Vettel en Singapur

Mal fin de semana para Lotus, que no pudo adaptarse a las características de este circuito, especialmente Raikkonen, quien pierde bastantes de sus opciones en el mundial. Necesitaría victorias para poder aspirar a la victoria final y no parece que Lotus esté ya en condiciones de proporcionarlas frente a rivales como McLaren o Red Bull. También fue un fin de semana bastante malo para Williams, pero por razones muy distintas. Un fallo hidráulico privó a Maldonado de un más que probable podio en un circuito donde se mostró sorprendentemente competitivo, llegando a colarse en primera linea de parrilla y manteniendo a Alonso detrás de él hasta que coche falló.

La imagen del fin de semana fue la del Mercedes de Schumacher embistiendo por detrás al pobre Vergné, apenas unas curvas después de que se reanudara la carrera tras el primer Safety Car. La causa probablemente fuera la falta de temperatura en sus frenos, pero como no es ni la primera ni la segunda vez que provoca un incidente similar, la sanción de cinco puestos podría considerarse incluso suave, en lo que será una de sus últimas carreras ahora que parece confirmado que se retira a final de año. Claro que no se llevó por delante a ningún aspirante al mundial.

Accidente entre Schumacher y Vergné

Como de costumbre, unos cuantos enlaces para profundizar en este Gran Premio:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s