Vettel acariciando el lomo de su "toro"

Apuntes GP Corea 2012

Si el sábado quedó alguna duda sobre el rendimiento de unos y otros de cara a la lucha por el mundial, o sobre las órdenes de equipo, ese alemán con cara de niño se encargó de disiparlas el domingo prácticamente en segundos. Aunque no puede decirse que fuera una buena carrera, al menos tuvimos unos cuantos duelos con los que entretenernos.

Salida del Gran Premio de Corea

No hubo necesidad de apelar a rangos ni clasificaciones. Webber, un especialista en salir mal, no tuvo que pensar si dejaba a su compañero o no. Vettel le adelantó en un abrir y cerrar de ojos a pesar de ir por la parte sucia, y aunque en la recta siguiente le plantó cara y por un instante parecía en disposición de recuperar la cabeza y demostrar que no debe nada a nadie, el intento fue en vano. Tras ellos Alonso hacía lo propio con Hamilton mientras Raikkonen se quedaba con las ganas de pescar en río revuelto. Como era de esperar, el alemán empezó a abrir hueco con su compañero y con el Ferrari, que tampoco era capaz de seguir el ritmo de Webber en esas primeras vueltas. Por detrás, mientras todas las miradas estaban puestas en Grosjean (menudo sanbenito le ha caído), era Kobayashi el que la liaba y de una tacada se llevaba a Rosberg y Button. Como no consiguió echar al inglés, su compañero Pérez lo remató poco después.

Con la carrera estabilizada, Vettel a su aire, y Alonso intentando recortar a Webber, el protagonismo correspondía a un Massa completamente desconocido, que superando a Hamilton y Raikkonen, rodó durante buena parte de la carrera más rápido que su compañero de equipo, poniéndose a punto de DRS en dos ocasiones para bajar el ritmo inmediatamente y no acercarse demasiado a Alonso (que no es cuestión de jugarse el nuevo contrato por una tontería), pero qué bonito hubiera sido ver a Massa adelantando a su jefe de filas y gritar por la radio “not bad for a second driver”. Así que podemos llegar a la conclusión de que el Ferrari sí tenía ritmo, quizás no para luchar con Vettel, pero para estar muy cerca de él sí. Claro que hay dos matices que hacer, sobre todo en la parte final a los Red Bull se les vio controlar la carrera descaradamente, y Alonso perdió tiempo con Webber con los dos pit-stops (no en la maniobra de los mecánicos).

Alonso seguido por Massa

Si al llegar el verano estaba convencido de que el título se lo llevaba Alonso, ahora ya parece claro que su dueño será Vettel, impecable una carrera más, con un equipo que no falla (¿quien dice que no es el mejor?) y un coche afinado. Sólo las desgracias que algunos desean o más fallos mecánicos pueden apartarle de ese tricampeonato (sería el primero en lograr sus 3 primeros títulos consecutivamente). Al menos, la resurrección de Massa puede servir para que Il Cavalino consiga la segunda plaza del campeonato de constructores que McLaren decidió tirar hace tiempo.

Aunque al mirar el resultado pueda parecer sorprendente, una de las mejores actuaciones en Yeongam fue la de Hamilton. Con un coche dañado (suspensión) desde las primeras vueltas, luchó hasta el final con la frustración de verse superado por demasiados rivales, y protagonizó probablemente los mejores momentos de la carrera en un duelo durante varias vueltas con Raikkonen. Dos campeones con talento que siempre ofrecen espectáculo. Por desgracia se volvió a confirmar que el Lotus no está en condiciones de disputar el mundial. Ambos Lotus hicieron un buen papel, pero se han quedado a mucha distancia tanto de Red Bull como de Ferrari.

Hamilton y Raikkonen luchando por la posición

Ente la clase media hay dos nombres que destacaron en este Gran Premio. Por una parte hay que destacar el trabajo de Hulkenberg, un piloto cuya suerte no ha estado nunca a la altura de su talento, y que con un Force India que en la parte final del campeonato se está mostrando muy competitivo, realizó una gran carrera. Y por otro lado Toro Rosso, que colocó a sus dos “novatos” en los puntos saliendo desde las posiciones 16 y 17. Supongo que los voceros del DJ hoy habrán tenido que silbar para otro lado…

En la parte negativa ya hemos comentado a los Sauber, retirados tras incidentes provocados por ellos. Los Williams, que pasaron por Corea sin pena ni gloria, y el único Mercedes que compitió (curiosamente, al que retiran) que se quedó de nuevo sin puntos. Vaya travesía del desierto que le espera a Hamilton el próximo año.

Vettel acariciando el lomo de su "toro"

Por supuesto, la imagen del Gran Premio, bailecitos estúpidos al margen, fue la de Hamilton llevándose un trozo de astroturf enganchado en el faldón de su monoplaza durante varias vueltas. Si le sumamos la actuación indigna de los comisarios durante todo el fin de semana, el diseño general del trazado pero sobre todo la salida de boxes y unas gradas vacías, este es un circuito que nunca debería haber existido.

Como debe ser la primera vez que escribo unos apuntes tan pronto, apenas os dejo un par de enlaces para seguir leyendo sobre esta carrera:

Próximo destino: Gran Premio de India.

[Actualización] Más opiniones:

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s