Felipe, contra viento y marea

Me daba muchísima pereza escribir sobre la renovación de Massa en Ferrari. Llevamos todo el año hablando de ello y es un tema ya agotado, las bromas y chanzas con el brasileño se han repetido semana tras semana, le hemos colocado mil y un sustitutos, pero al final todo seguirá igual. Como ese boxeador que se dedica a encajar todos los golpes, Massa ha resistido todas las críticas y todos los nombres (reales o no) que han sonado para sustituirle.

En el fondo, a mi me parece fenomenal que lo renueven. Significa que, o bien Ferrari diseña un auténtico cohete o han tirado ya el campeonato de constructores de 2013. Tratando de ser un poco más objetivo, desde luego, los aficionados no podemos valorar el trabajo que hace dentro del equipo. Quizás sea muy valioso en la puesta a punto del coche, pero desde fuera, donde sólo podemos valorar el rendimiento en la pista, su actuación este año (y olvidémonos de temporadas anteriores) ha sido bastante lamentable.

Tendremos que esperar al menos otro año para despedirnos de Massa

Massa es un piloto que depende excesivamente del monoplaza, como le ocurre a Button (a otro nivel, claro). Necesita un buen coche para que su rendimiento sea bueno. Y por eso sufre tanto en la comparación con su compañero, que siempre ofrece un gran rendimiento independientemente de lo que tenga entre manos. No puede ser casualidad que haya estado a un nivel aceptable cuando (además de la presión por renovar) el Ferrari ha demostrado ser un buen coche: Silverstone, Monza, Japón (quizás no a la altura del Red Bull ahora mismo, pero un buen coche al fin y al cabo) y estar hundido en la miseria al principio de temporada cuando ese coche era casi inconducible. Eso es lo que diferencia a los buenos pilotos de los mediocres. Y por esa razón no deberían dar  el segundo volante del equipo con más historia del mundial a un piloto que sufre esos altibajos y que ha demostrado en las tres últimas temporadas no estar a la altura.

Comparativa Alonso – Massa en el mundial 2012 (elaboración propia)

Entonces, ¿porqué lo renueva Ferrari? Esa es la gran incógnita que todo el mundo intenta responder. Probablemente, sea una combinación de todos los factores la que ha empujado al equipo a esa decisión. Por un lado, y no puede despreciarse, los intereses del Santander en Brasil, principal patrocinador. Tampoco hay que descartar una cierta ineptitud en la cúpula de Ferrari, empezando por Domenicali. El hecho de llevar muchos años en el equipo y ser bastante querido dentro de él también tiene su peso. Alonso se siente cómodo con él ya que no representa una amenaza y no le va a hacer sombra. Y sobre todo, al menos como yo lo veo, esa posible apuesta en 2014 por Vettel que limitaría la capacidad para contratar a un buen piloto sólo por un año, lo que al final reduciría todo a que se ha escogido la única opción viable que había.

Sea como sea, una buena noticia para Massa, mala para Ferrari, y triste para los aficionados, que nos quedaremos sin ver a un piloto competitivo en uno de los principales asientos de la parrilla. ¿O a vosotros no os apetecería ver, por ejemplo, a Kovalainen o Hulkenberg vestidos de rojo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s