Sebastian Vettel, ganador del GP India 2012

Apuntes GP India 2012

Nada como un final de campeonato reñido para que la tensión se dispare. Y no hablo de pilotos y equipos, que también, sino de aficionados. Vivimos un fin de semana muy tenso entre encendidas discusiones y polémicas con dos nombres como grandes protagonistas, que también lo fueron en la carrera, aunque esta pudiera parecer sólo algo secundario. Por algo son los dos aspirantes al título mundial y nos brindaron sendos carrerones, así que lo mejor sería disfrutar de ellos en vez de insultar al rival. Como yo también aporté ya mi granito de arena para que el debate continúe, lo mejor será centrarse en la carrera.

Salida GP India 2012

Una carrera que no pasará a la historia. Es cierto que fue apasionante para los enfermos que seguimos el Live Timing, pero en televisión no ofreció demasiado. Parte de la culpa la tuvo Pirelli, que en vez de sus gomas parecía haber llevado las piedras de Bridgestone, lo que propició que viéramos una carrera de una sola parada y sin sustos por degradación. Tampoco ayuda el trazado, aunque sea del gusto de mucha gente, para mi es otro tilkódromo clónico, sin personalidad, anodino, previsible, con esas escapatorias inmensas donde los errores no se penalizan del que sólo destacaría los continuos desniveles.

Vettel ganó una carrera más a su estilo, aprovechando la pole y las primeras vueltas para obtener una ventaja que sabe gestionar muy bien. Y estuvo a una vuelta de conseguir un nuevo Grand Chelem, que le arrebataron en el último suspiro Alonso y Button. Aunque nunca dispuso de una ventaja considerable (en torno a los 11 seg) tengo la sensación de que de nuevo  jugó con los rivales, algo que también le gusta mucho y que su verdadero ritmo nunca fue peor que el de Alonso. En cualquier caso, carrerón de nuevo del alemán (desde Senna nadie había conseguido liderar tres GPs consecutivos), que sabe exprimir un monoplaza que Newey ha sido capaz de mejorar y volver a hacerlo ganador, y parece inmune a la presión a la que trata de someterle su rival. No nos olvidemos de que, de momento, los coches no se conducen solos y el piloto debe aprovechar las ventajas que la ingeniería pone a su disposición, y en esta carrera tanto Vettel como Alonso se han encargado de dejar en evidencia a Webber. Otra vez. Aunque para ser justos con el australiano, realizó un buen trabajo en la salida tapando huecos a los de atrás, tan bien que casi pone en un aprieto a su compañero. Desde luego disimula muy bien eso de las órdenes de equipo.

Vettel cruzando la recta de meta

Pero seríamos injustos si pensáramos que es sólo un diseño genial del monoplaza lo que lleva a Vettel a la victoria. Como él mismo reivindicó en el podio con su agradecimiento, estamos actualmente ante el mejor equipo, sólo hay que verlo por ejemplo en sus estrategias, que no las decide Newey y suelen ser perfectas.

Si excelente fue la carrera de Vettel, no lo fue menos la de Alonso. Condenado una vez más a una posición retrasada en parrilla, protagonizó lo mejor de la carrera junto a los dos McLaren en los primeros instantes de la carrera. Una lucha a tres bandas que dejó la imagen de Hamilton siendo adelantado por Button y Alonso cada uno por un lado nos recordó muchísimo la imagen de Zonta en Spa 2000. Curiosamente, el premio a Button por superar a sus rivales y colocarse tercero en esos primeros instantes fue acabar superado por ellos y bajar hasta la quinta plaza por culpa del DRS. Con los McLaren superados (sufrieron mucho con los neumáticos blandos) pero perdiendo demasiado tiempo en ello (extraña teoría esa de “los aliados” que nos intenta vender algún descerebrado y que yo no consigo entender), Alonso se lanzó a la caza de Webber. Resultó extraño que durante muchas vueltas lo tuviera a tiro de DRS y no fuera capaz de superarlo, en un circuito donde se marcaron dos zonas muy largas. Y perdónenme si no me emociono cuando por fin consigue el adelantamiento, pero sobrepasar en recta, con DRS y KERS a tope a un piloto que ni siquiera se puede defender con su KERS no me parece hacer magia. Puestos a elegir, prefiero el que le hizo a Button, pero en cualquier caso, esta carrera tiene que añadirse a los argumentos contra el uso del DRS.

Hamilton adelantado por Button y Alonso

Lo que está claro es que Ferrari llevaba mejoras y estas han funcionado aunque Red Bull siga estando un paso por delante, porque sin ellas probablemente no hubiera podido estar por delante de los McLaren (al menos Alonso, claro). Su ritmo de carrera es muy bueno pero sigue pesando como un lastre tremendo sus problemas de calificación. Por suerte, un incomprensible error de cálculo del combustible lo tuvo que sufrir Massa y ha pasado bastante desapercibido, porque sino qué se hubiera dicho de la Scuderia…. Al hilo de esto, espero no ser el único al que le resulta patético afirmar que el ritmo del Red Bull lo marca Vettel y el de Ferrari, Massa. No sólo es un desprecio a Vettel sino un endiosamiento ridículo de Alonso, que como he dicho muchas ocasiones no le beneficia nada. Sus aficionados (los de cualquiera en realidad) deberían entender que cuanto más duros sean los rivales, mayor es el merito de los logros propios.

Cambio del volante de Hamilton

Puesto que ya hemos comentado el doble adelantamiento a Hamilton, la imagen del Gran Premio también merece ser para él, o para ser más exactos para sus mecánicos, que cambiaron cinco ruedas (las cuatro habituales más el volante) durante su pit stop en sólo 3,3 segundos. Aunque no es habitual, sí que hemos visto esa operación en varias ocasiones más: Webber en Singapur 2010, Schumacher en Australia 1999 y en Canadá 1995, Mansell en su victoria en Brasil 1989…

Puestos a dejar más datos, otro curioso y sorprendente. Aunque en este Gran Premio estuvo a punto de suceder, nunca se hemos visto juntos en el podio a Hamilton, Alonso y Vettel.

Podium GP India 2012

El primer podium de la historia de la F1 en el que no está el ganador de la carrera

Dos escuderías a la baja. Mercedes, algo ya habitual, con la carrera de Schumacher arruinada en la primera vuelta por un toque con un Toro Rosso y la de Rosberg tan gris como siempre, lo que les lleva a completar tres carreras consecutivas sin puntuar. Y Lotus, desinflada en esta parte final del campeonato, con Raikkonen toda la carrera detrás de Massa sin conseguir superarlo y Grosjean en una situación parecida, sin poder con Hulkenberg, que de nuevo hizo una gran carrera. No hace falta ser fan de Hulkenberg para saber que es del tipo de piloto que se necesita en la parrilla y no los que compran los asientos.

Como siempre, más y mejor información y análisis por aquí: Carlos Castellá,  , David Plaza, DaniF1, F1Radical, El PaísJoan VilladelpratCarlos Barazal, SMarcusParanerdosPrimo de anónimo, …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s