Apuntes GP Abu Dabi 2012

Carreras como la disputada en Yas Marina el pasado domingo son las que quedan en la memoria. Quien nos iba a decir a principios de temporada que las mejores carreras de este año se vivirían en Abu Dabi y Valencia. Un día que amanecía destinado a la gloria de Hamilton y que el destino decidió ofrecer a Raikkonen acabó siendo robada por un alemán de 25 años, dos veces campeón del mundo, al que algunos todavía le discuten su talento y sus méritos.

En unos tiempos en los que la épica está casi desterrada de la competición, esta carrera estuvo muy cerca de serlo, y todo porque Vettel se empeñó en demostrar a sus detractores que es más que un piloto que gana porque está en el mejor equipo y sale siempre en cabeza.

Inicia dos veces la carrera desde el fondo de la parrilla. Utiliza un coche con un reglaje que no había probado nunca. Sufre un toque en su alerón delantero y una mala gestión. Tres remontadas. Realiza 18 adelantamientos en pista y acaba en el podio. Dicen que tuvo suerte. Dicen que el coche estaba modificado. Por supuesto. Una remontada así nunca es posible sólo por la habilidad del piloto. Para conseguir algo así se necesita la conjunción de los tres factores, un gran piloto, un gran coche y suerte. ¿O acaso no se juntaron también esos tres factores en Valencia este año y sin necesidad de magia?

Se le niega el valor a su remontada despreciando sus adelantamientos (sólo dos, fue capaz de publicar un periodista del que ya conocemos todos sus méritos sin un atisbo de sonrojo) y argumentando que hizo trampas cambiando la configuración del coche. A lo primero, que no merece la pena responder, sólo hay que recordar que no es sólo adelantar coches obviamente más lentos, sino el riesgo que supone (que le pregunten a Rosberg). Respecto a lo segundo, me gustaría recordar que salir desde el pit-lane es una sanción añadida que impone la FIA (comenzar la carrera desde el fondo de la parrilla), por sacar el coche del parque cerrado para modificar su configuración, algo perfectamente legal y que está disponible siempre para cualquier equipo. Y para el que no vea la diferencia, desde el pit-lane sólo se puede arrancar cuando lo autorice la dirección de carrera, y si se produce un accidente como en esta ocasión, se retrasa aun más su salida. No debe suponer una ventaja tan grande cuando nadie más lo aprovecha salvo en estas circunstancias desesperadas. Y por supuesto aparecen los conspiranoicos. Me pareció muy mal la actitud de Vergné y totalmente innecesaria, pero el otro Toro Rosso es el que le rompe el alerón a Vettel y casi se choca con él durante el SC.

De los dos coches de seguridad, el primero lo gestiona mal su equipo y le perjudica claramente, y el segundo le da exclusivamente una plaza, al desvanecer la ventaja que tenía Button sobre él. Un adelantamiento muy inteligente, sabe que con Button puede arriesgar y una vuelta antes se despega un poco para preparárselo bien, aunque las vueltas que pasó tras él (su Petrov particular) le impidieron luchar luchar con Alonso en las vueltas finales. En realidad el primer SC benefició más al resto de los equipos, que iban a una sola parada, pues les permitió optimizar y alargar el primer stint con los blandos. Y la cuenta de Ferrari acusando a Vettel de beneficiarse del Safety Car, cuando ellos podían haber hecho un pitstop “gratis” y no han querido (buena teoría de @eloy_eg).

Salida del GP Abu dabi 2012 con Vettel desde el Pit-Lane

Pero no sería un carrerón si sólo hubiéramos visto la remontada de Vettel. Ya hemos hablado suficiente de él y en Yas Marina hubo mucho más. Ya decíamos que era un día destinado a mayor gloria de Hamilton. Había dominado totalmente la pista durante el viernes y el sábado (su sesión de clasificación fue estratosférica) y en carrera su ritmo era inalcanzable hasta que un nuevo problema, la presión de combustible esta vez, le obligó a detenerse. Vaya año de McLaren y vaya despedida la que está viviendo Hamilton, a 90 puntos de Vettel en el que probablemente sea el mejor año de su carrera.

Cuando el Lotus parecía que ya lo había dado todo y que se iba a quedar a las puertas de la victoria este año, apareció Raikkonen, que tras una salida magnífica se colocaba segundo pero era incapaz de seguir el ritmo del McLaren, no perdonó el regalo que se le presentaba tras el abandono de Hamilton y, desatado, se marcó otra carrera para enmarcar, sufriendo, él sí, los dos SC que le anularon su ventaja. Además de regalarnos a través de la radio unas frases con su ingeniero que demuestran porqué es un genio y figura por mucho que intenten desprestigiarle algunos (aquí la conversación: Kimi radio).

También fue notable la carrera de Alonso, que se quitó de encima en las primeras curvas a Button y Webber (¡ay! las salidas del australiano…) y pudo superar con facilidad más tarde a un entonado Maldonado que se quedó sin KERS la mayor parte de la carrera y no pudo defenderse de los ataques. Sin embargo estuvo muy dormido en los dos relanzamientos tras el coche de seguridad y sufrió en el primer stint con los neumáticos blandos, aunque con los medios rodó muy fuerte y llegó a marcar cuatro vueltas rápidas consecutivas en pista (con el hierro rojo), pero eso sólo le sirvió para restar 3 puntos en la clasificación del mundial, ddejando un mal sabor de boca a una carrera que se presentaba especialmente propicia para él.

Del resto, merece la pena destacar la gran actuación de los Williams, muy competitivos aquí (P5 para Maldonado y P8 para Senna) a pesar de que el venezolano se quedó sin KERS. Mercedes sigue en el pozo, acumulando una carrera más (van cuatro) sin puntuar y en la que lo más destacado fue el vuelo de Rosberg en su accidente con Karthikeyan. Y nuestros particulares “Sancho Panza” también demostraron una vez más su talento. Me refiero, por supuesto, a los escuderos Webber y Massa. El brasileño, que lo único que tenía que hacer era sujetar a Vettel lo que pudiera cuando intentara pasarle, se enceló con el otro Red Bull y acabó haciendo trompos en mitad de la pista entre la humareda de sus ruedas. Webber al menos ayudó “a su manera” a su compañero contribuyendo al segundo SC, pero hizo una salida desastrosa, perdiendo tres posiciones en la primera vuelta (y van…) y tuvo un encontronazo con Maldonado en el que ¡sorpresa!, la culpa no fue del piloto de Williams.

He intentado en esta entrada no entrar en muchas polémicas pues ya hemos discutido mucho, sobre todo por Twitter, y uno acaba cansándose de ciertas actitudes y forofismo absurdos, pero no quería acabar sin recomendar este post de Lukas ThyWalls que ha dejado su habitual humor para escribir algo que yo firmo palabra por palabra: Hablemos de magia y suerte.

Y por si queréis ampliar la información de esta carrera con análisis sin foromismos, pasaos como es costumbre recomendar en este rincón por aquí: Carlos CastelláJames Allen, David Plaza, SMarcus, DaniF1F1Radical o Karnaplosky.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s