Alain Prost, Renault RE40 (GP Monaco, 1983)

Charcos

Aun no ha comenzado la temporada prácticamente (llevamos 20 minutos reales) y ya tenemos polémica. Y de nuevo con la lluvia. Entiendo que el criterio principal sea la seguridad de los pilotos y esté por encima de todo y que el diseño de los monoplazas actuales los hace mucho más inestables en condiciones de lluvia, pero los aficionados sentimos que nos toman el pelo cuando se retrasa una sesión de clasificación varias veces para acabar rodando en las mismas condicionales iniciales simplemente porque mandan otros criterios (puramente comerciales), o cuando tenemos que estar más pendientes de la hora de puesta de sol que de los motores. Hemos llegado a una competición incompatible con la lluvia, donde se diseña compuesto de neumáticos exclusivo para perseguir al coche de seguridad y no se deja a los pilotos demostrar su talento.

Parecen empeñados en robarle la épica a este deporte y dejarnos sin imágenes como estas.

Un apunte final. Es curioso. Se habla de lotería, pero en esas condiciones siempre se suelen salir los mismos. De conspiranoicos y pullitas de pilotos hoy no hablamos, que nos queda demasiado camino por recorrer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s