Edición especial de El cuadernillo de Newey

La ocasión lo requiere. Aquí debería estar publicando los apuntes del último Gran Premio, pero algo realmente importante ha ocurrido esta tarde y no podíamos dejarlo pasar. El profeta de la alonsada ha respondido a través de su Twitter a los mortales que le han enviado preguntas, desde lameculos a troles, y claro, no ha tenido desperdicio la pseudo entrevista realizada. Tampoco es que haya nada nuevo bajo el sol más allá del retrato de un personaje que ya conocemos y sufrimos en demasía: chulo, prepotente, ignorante e incapaz de hacer autocrítica. Pero si El cuadernillo de Newey tenía algún destino, ese era desde luego recoger las mentiras, hipocresías y barbaridades que nuestro locutor favorito nos ha puesto en bandeja. He aquí un pequeño resumen.

Empezamos, cómo no con su obsesión por la magia. Aparte del hecho de usar el apodo de otro piloto, a mi personalmente me parece denigrar el talento de Alonso haciendo de él algo esotérico, pero allá cada uno.

Ferrarista de toda la vida, por supuesto obvia la parte de la pregunta que no puede responder sin quedar en ridículo.

Contradicción andante, hace dos días pensaba que el podio de Canadá era el mejor posible (VET-ALO-HAM). Hoy el vencedor ni siquiera está entre los tres mejores pilotos.

Y de manera categórica es capaz de asegurar (una concesión muy generosa) que con un Ferrari hubiera ganado a lo sumo una carrera. Eso sí, hubiera sido por la suerte, como todas sus victorias. Pero no os creáis, valora muchas cosas de Vettel. Sobre todo que el Red Bull haya sido el mejor monoplaza durante los últimos cuatro años. Discutir eso sería muy largo, pero es gracioso ver cómo no dice ni pío cuando sus compañeros Jacobo o Nira afirman que el McLaren fue el mejor coche del 2012.

Una media verdad, porque decirla completa sería muy incómodo y habría que reconocer actuaciones no muy éticas. Sabemos de qué estamos hablando, ¿no?

De medias verdades a una mentira completa: decir que siempre emiten las ruedas de prensa del sábado y las entrevistas del podio tras carrera siempre (siempre que las hay). Aunque eso sea una anécdota comparado con la que suelta después. Porque hay que ser falso y rastrero, y tener una jeta más dura que el diamante, para responder esto:

Llamar imbécil a Ralph Schumacher, ameba insensible o (de forma disimulada) borracho a Raikkonen son simplemente diagnósticos, como él nos explicó hace tiempo. Increíble el cinismo con que responde. Eso sí, que a él nadie le toque. Faltaría más.

No seré yo quien le discuta el tema de la publicidad, ni los recursos de los que disponen (aunque la forma en que se aprovechan si es discutible). No estamos ante una ONG sino ante una empresa privada y nos guste o no, esto es un negocio y lo administran como buenamente pueden. Lo que sí me hace gracia es cómo se justifica cuando se le pide calidad:

Debe sentirse orgulloso de compartir premios con Sálvame (Premio Ondas) o “Más se perdió en Cuba” de Intereconomía (Antena de Oro). En su burbuja debe creer que esos cinco millones que se siguen las retransmisiones se deben a él. Por supuesto nos confirma algo que estaba claro. Él no retransmite carreras de Fórmula 1, el hace Fórmula Alonso. Por si alguno todavía tenía dudas.

No podía faltar el discurso patriota para defender la absoluta falta de objetividad. Vuelve a confundir (de forma alevosa, de eso estoy seguro) banderas y deporte para excusar su fanatismo en una competición que no es entre naciones. Yo no sigo mucho tenis, pero no recuerdo a los comentaristas de TVE gritando cual locazas o deseando que se lesionara un rival de Nadal en Roland Garros. Respeto por los adversarios y por los espectadores es un concepto que él no conoce.

Pero también es un tema no se puede discutir en pocas líneas, así que mejor lo aparcamos.

La conclusión tras lo leído esta tarde es que Lobato vive en un universo paralelo y que no es posible ser más falso que él. Lo más triste de todo es ver a una legión de fanáticos lobatomizados justificando a su líder espiritual y atacando a los que osan llevarle la contraria. Esa es la afición que están creando él y algunos de los sospechosos habituales. Me temo que la batalla de los medios de comunicación en España y la Fórmula 1 está más que perdida. Será mejor intentar pasar página y seguir disfrutando del deporte.

https://twitter.com/caricatweets

[Visto en @caricatweets]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s